jueves, 24 de octubre de 2013

Se operó para parecerse a Justin Bieber

El hombre que gastó sus ahorros para parecerse a Justin Bieber

Toby Sheldon ha invertido al menos 100.000 dólares en cirugías plásticas para verse como el astro del pop.


Se operó para parecerse a Justin Bieber

Toby Sheldon, músico californiano de 33 años, ha gastado todos sus ahorros en cirugías plásticas que se ha practicado durante cinco años para parecerse a Justin Bieber, que aunque no es su inspiración musical, lo ha motivado a cambiar drásticamente su físico.

"Cuando Ju
stin alcanzó el estrellato, su cara estaba en todos lados. Lo único que podía pensar era, 'quiero verme como él'" dijo Sheldon al diario inglés The Daily Mail, el cual reportó que la obsesión de Sheldon por Bieber inició en el 2008, cuando éste vio la fotografía del artista por primera vez.

Según la publicación inglesa, el cantautor ya había comenzado un proceso de restauración capilar que le había costado 8.000 dólares. Después de esto, siguieron las intervenciones quirúrgicas.

Las cirugías

Tras toparse con la foto del artista, Sheldon gastó 21.000 dólares en tratamientos capilares para que su cabello se viera exactamente como el de Bieber. Mediante estos, se reajustó la línea del nacimiento del cabello y cerró sus sienes.

Después, el compositor, que acepta su miedo a envejecer, tomó como inspiración el "encantador rostro juvenil" de Bieber para "quitarse años".

Recurrió a inyecciones de Botox y Aquamid (un líquido transparente compuesto en su mayoría de agua y utilizado para rellenar el contorno facial y disipar arrugas) en la frente y las sienes. Además, se sometió a una cirugía de levantamiento de los párpados superiores que tuvo un valor de 4.850 dólares.

Su última intervención es conocida como "Perma Smile", la cual consiste en curvar la comisura de los labios hacia arriba para crear el efecto de una sonrisa permanente. Este procedimiento se realizó en tres partes y tuvo un costo de 30.000 dólares. La recuperación tardó un mes.

En adición a esto, Sheldon se sometió a liposucción en el mentón, grasa que le fue inyectada en las manos, labios y debajo de los ojos.

La obsesión

Sheldon reconoce que tuvo que recurrir por lo menos a ocho cirujanos diferentes para llevar a cabo sus procedimientos. "Todos pensaban que estaba loco por obsesionarme con detalles pequeños" dijo al Daily Mail. También admite que aún no ha alcanzado totalmente su propósito de parecerse al astro.
Esto puede ser algo más que un caso de excesiva vanidad. El Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) se caracteriza por una preocupación anormal con la autoimagen, suele comenzar en la adolescencia o la adultez temprana y se diagnostica por igual en hombres y mujeres.

"La mayoría de los que padecen este trastorno creen que tienen una deformidad que puede corregirse con tratamientos cosméticos y no buscan asesoría psiquiátrica" afirmó a través de un estudio Katharine A. Phillips, Directora del programa de imagen corporal del hospital de Rhode Island en EE. UU.

"Estos pacientes suelen enfocarse en una parte del cuerpo y sus quejas no son proporcionales al defecto que perciben, es decir que magnifican los detalles y centran toda su angustia y expectativa de mejoría en esa pequeña imperfección" explicó el cirujano plástico Santiago Ruiz.

Para Sheldon el camino parece no haber terminado. En su entrevista con el Daily Mail, admitió que "aún falta más trabajo para que mi transformación esté completa" y que su cirujano habría sugerido una cirugía en la nariz y una reducción de la mandíbula.

justin

dolares

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada